MODALIDADES DE FINANCIAMIENTO A LA DEMANDA, INTRODUCIDAS EN LOS 80 EN LOS NIVELES DE EDUCACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA.

En los 80 nació en EEUU un movimiento que buscaba desburocratizar, dinamizar y hacer más eficiente la gestión pública. Milton Friedman propuso en la educación crear un mercado de instituciones escolares y proveer vales o vouchers intercambiables por un servicio educativo. Serían entregados por el Estado al consumidor final financiando al que compra el servicio y no al que lo presta. Se aplicó en Chile, EEUU de Reagan y Reino Unido con Margaret Thatcher durante los 80.

También se crearon las Escuela Charter en EEUU, instituciones privadas de educación primaria y secundaria que reciben recursos del sector público por alumno inscrito y no se rigen por la normas de las escuelas oficiales. Disfrutan de gran autonomía educativa y rinden cuentas por los resultados educativos.

A.      Fundamentos teóricos del financiamiento a la demanda. La lógica teórica que soporta la idea de financiar por la vía de la demanda es la siguiente:

  • El financiamiento a la demanda genera competencia entre las instituciones educativas.
  • El sistema escolar mejoraría mediante un proceso de selección darwinista: las instituciones con servicios de calidad inferior dejarían de atraer alumnos y cerrarían.
  • Como las instituciones obtienen recursos por alumno inscrito, tendrán interés en atraer y retener alumnos.
  • Habrá incentivos para crear nuevas escuelas en lugares donde la oferta es menor que la demanda.
  • Las familias ganarían no sólo en calidad sino en libertad de escoger.
  • El Estado se libraría de la administración del recurso docente y dados los incentivos virtuosos del sistema, la supervisión sería menos necesaria.
  • Las escuelas serían más autónomas y tendrían más tiempo para ser creativas.

 B.      El experimento chileno. Chile fue el pionero en establecer el sistema de financiamiento a la demanda. La reforma chilena de 1982 tuvo dos componentes:

  • Transferencia de la administración escolar del Ministerio de Educación a las municipalidades
  • Establecimiento de un subsidio por alumno. El gobierno central era el proveedor de los fondos. A partir del 93 se estableció un sistema de cofinanciamiento con aportes de otros agentes y familias.

Este sistema generó críticas como la no gratuidad, importantes desigualdades en calidad y sobre todo las crecientes desventajas de las instituciones municipales (las únicas gratuitas) en calidad frente a las del sistema de financiamiento compartido; la incapacidad de los municipios para ofrecer educación de calidad, segregación por clase social entre escuelas, selección de estudiantes por parte de las instituciones privadas que reciben financiamiento público.

Las críticas más generales a los sistemas de financiamiento de la demanda son: las posibles ventajas por la competencia no se dan en las zonas rurales, el uso de estrategias de mercadeo para atraer alumnos, lo cual no se correlaciona con la calidad, tendencia a no escoger alumnos con mayores desventajas para no afectar el desempeño de la institución, la segregación social.

LA REPARTICIÓN DE  CARGAS EN EL FINANCIAMIENTO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR ENTRE EL SECTOR PÚBLICO Y LOS AGENTES PRIVADOS Y LA DIMENSIÓN SOCIAL DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Ha habido una tendencia hacia una mayor participación privada en el financiamiento, aunque no en todos los países. Las controversias se relacionan principalmente con el tema del acceso equitativo de los sectores menos favorecidos.

Todos proponen una mayor participación privada en el financiamiento de la educación superior. Unos argumentan que la educación superior gratuita favorece a los hijos de familias pudientes y se paga con impuestos de las familias más pobres, de allí que propongan que los hijos de familias con recursos paguen la matriculación. Otros señalan que con esto se les cerrarían las puertas a los jóvenes de menores recursos. Esta propuesta de pago de matrícula es especialmente débil en los países nórdicos pues existe la concepción de que al llegar a edad universitaria los jóvenes son personas independientes y emancipadas y no deben acudir a sus padres para obtener fondos para el pago de la matrícula universitaria.

A.      PAÍSES CON PARTICIPACIÓN PRIVADA AMPLIA EN EL FINANCIAMIENTO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Estados Unidos: Los padres y alumnos han aportado una cuota-parte de los costos de  la educación superior ofrecida en instituciones públicas, y la proporción asumida por las familias ha ido creciendo durante el siglo XXI. Como política de igualación de acceso se ha establecido un sistema de créditos educativos blandos de acceso universal, así como fondos públicos y privados para becas parciales con base en necesidad o mérito. Se ha visto con preocupación la disminución desde el año 2000 de la participación pública y el aumento en la cuota-parte de las familias.

China: En 1997 China implantó un sistema universal de matriculación, tras el lanzamiento de un nuevo manifiesto del Partido Comunista que señalaba que “la educación superior era parcialmente un bien privado”. El argumento es que la educación superior tiene “retornos privados altos” en la forma de mayores ingresos para quienes invierten en ella. Los estudiantes y sus familias deben pagar a lo sumo el 25% de los costos instruccionales y la totalidad de los costos de alimentación y hospedaje. A raíz de la medida, las cifras de matriculación aumentaron de 3,4 millones a 23 millones entre los años 1998 y 2006.

Japón, Corea del Sur: Hay disposición de las familias a financiar una importante proporción de la matrícula de educación superior.

B.      PAÍSES CON PARTICIPACIÓN PRIVADA BAJA.

Aun cuando en la mayoría de los países europeos los gobiernos favorecen la idea de que las instituciones de educación superior busquen sus propias fuentes de ingreso, en 2003 el sector público financió de manera directa casi el 80% de la inversión total en educación superior. La sociedad europea ha sido resistente a aumentar la contribución de estudiantes y sus familias, no obstante en 2008 todos los países, menos los países nórdicos, habían implantado esquemas de contribución a través de tasas de matriculación, aunque fueran bajas.

Reino Unido: hasta el 1997 la enseñanza fue gratuita pero en ese año se impuso una tasa de matriculación significativamente alta. Escocia y Gales eliminaron los pagos por adelantado de cuotas de matriculación y las sustituyeron por pagos diferidos a préstamos universitarios.

 C.      MECANISMOS DE FINANCIAMIENTO EN EUROPA

Europa ha experimentado cambios en los mecanismos utilizados por los gobiernos para aportar recursos para la educación superior. Desde mediados de los 90 muchos países desarrollaron mecanismos basados en fórmulas y contratos de desempeño y se ha generalizado el uso de licitaciones competitivas entre universidades para obtener recursos para proyectos de investigación.

Los mecanismos basados en fórmulas incluyen tanto criterios de insumos (número de estudiantes, volumen de actividad institucional) como criterios de desempeño (indicadores de resultados de alumnos, resultados de procesos de evaluación, calidad de la infraestructura y la gestión de servicios).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s