Directores ¿Para qué?

Mariano Herrera /  Tal Cual

En declaraciones a la prensa recogidas por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), la actual Ministra de Educación Maryann Hanson se refiere al problema de la falta de directores de escuelas de esta forma: “En las escuelas donde no haya director titular la responsabilidad la asume el director encargado, puesto que es imposible mantener planteles acéfalos” . El problema es que un director encargado no es lo mismo que uno titular por muchas razones, entre otras porque puede ser removido en cualquier momento y también porque al no ser titular su autoridad llega muy disminuida y sus funciones quedan relegadas a asuntos administrativos menores. Tampoco es “imposible” que haya planteles acéfalos, puesto que es muy frecuente que haya escuelas acéfalas porque se jubiló el titular y las autoridades tardan mucho en designar al encargado o interino. De modo que ¿imposible?, no, no es imposible.

En una segunda parte de su declaración, y cito a la AVN: “Hanson destacó que de acuerdo al nuevo modelo de administración escolar, que se fundamenta en la democracia participativa y protagónica, el director es importante, pero no determinante, toda vez que la toma de las decisiones dentro del plantel se realiza a través de los colectivos, figura que se impulsa en el seno del plantel y que a su vez conoce a fondo el entorno de la escuela y las verdaderas necesidades de la localidad.” Nadie conoce ese “nuevo modelo” pero sí es evidente que en él  no se le atribuye mayor importancia a la gestión escolar ni a los directores. Según la ministra “la toma de decisiones se realiza a través de los colectivos…”. Los colectivos pues, ¿Realizan visitas a las aulas para verificar los métodos pedagógicos de los docentes?¿Revisan también los cuadernos de los alumnos para hacer observaciones y aconsejar a docentes y alumnos? ¿Revisan igualmente la planificación diaria, las evaluaciones? En el “nuevo modelo de administración escolar”,  todo el trabajo profesional, que en muchos países exige postgrado y que es competencia de los directores, no tiene ninguna importancia. Los “colectivos” toman las decisiones. Queda pues muy claro: Este gobierno desea  hacer innecesaria la figura y las funciones del director de escuela. Los colectivos, que como se sabe, pueden estar muy politizados, clientelarmente hablando, dirigirán las escuelas.

Esto no es sino otra muestra más de una de dos cosas: O ignorancia o desprecio por el saber y la experiencia. Porque todos los estudios nacionales e internacionales y la inmensa mayoría de los expertos coinciden en que la figura del director es fundamental para el buen funcionamiento de la escuela. Lo otro, lo de los colectivos, es un afán irresponsable del control político absoluto. Por supuesto, eso no será posible.

Por suerte, el próximo gobierno, el de Capriles, va a poner en marcha programas de selección, formación y apoyo a los directores, para que la sociedad cuente con excelentes profesionales dirigiendo escuelas y llevándolas hacia el mejoramiento permanente de la calidad de la educación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s