El Estado Docente debe ser descentralizado

Según afirma la profesora Nacarid Rodríguez, la descentralización cambiará la forma de organizar y administrar la educación en nuestro país

Profesora del Doctorado en Educación de la UCV

El proceso de recentralización del sistema escolar y la escasa participación estadal en el tema educativo son algunos de los factores que para Nacarid Rodríguez Trujillo, licenciada y doctora en Educación y colaboradora del libro “Educación para Transformar el País”, han deteriorado nuestro sistema educativo.

A continuación les dejamos la primera parte de su propuesta.

1. SITUACIÓN  ACTUAL Y CONCEPTO DE DESCENTRALIZACIÓN

La creación de las oficinas regionales de educación, en 1969, fue el primer intento de descentralizar el sistema educativo venezolano. En 1975 las oficinas regionales fueron sustituidas por las zonas educativas. En 1988, la COPRE impulsó la descentralización en el sector educación y durante los años 1989 y 1998 se desconcentró del nivel central al estadal de las funciones y se reestructuraron las zonas educativas y se crearon distritos escolares. Se transfirieron las escuelas técnicas a las gobernaciones y se crearon asociaciones civiles en los estados para la descentralización del INCE.

En 1996 se aprobó el Proyecto de Reorganización y Descentralización del ME que reduciría el tamaño de la sede central y fortalecería las zonas educativas, distritos escolares o direcciones de educación estadal que tomarían decisiones operativas. El proceso de transferencia tenía tres etapas: preparatoria, cogestión y transferencia. Veinte estados llegaron a la segunda etapa y los estados Lara, Aragua y Nueva Esparta avanzaron hasta la tercera.

En los últimos 10 años se ha producido un proceso de recentralización de la administración del sistema escolar, tanto en las bases legales como en la forma de orientar y dirigir el sistema. Las cifras de matrícula y cantidad de planteles en los últimos 10 años permiten identificar un incremento de las escuelas y la matrícula de dependencia nacional, disminución de las escuelas estadales, municipales y autónomas, y aumento del sector privado tanto en tasas de variación decenal de la matrícula como en porcentajes para el último año. Esto es similar en el nivel inicial, primario y media. Se han debilitado los municipios como prestadores del servicio y se ha favorecido el crecimiento de la matrícula primaria especialmente en el nivel de educación media donde alcanza el 29%. La escasa participación estadal en ese nivel ha impedido y limitado la incorporación de estudiantes, de allí que tengamos una tasa de escolaridad por debajo del promedio de América Latina.

La concurrencia de diversos entes haciendo lo mismo en el mismo sitio es el camino más rápido hacia la duplicación de esfuerzos, la irracionalidad en el uso de los recursos, la imposibilidad para identificar responsables y la indeterminación en la rendición de cuentas. Descentralizar es distribuir el poder para abrir oportunidades para que otros aprendan a organizarse, administrar, supervisar y rendir cuentas, en síntesis, aprender a gobernar y a ser ciudadanos. Todo proceso de descentralización es educativo, exige la formación de las personas, el aprendizaje de nuevos roles y funciones, modifica las estructuras de las organizaciones y los modos de relacionarse sus integrantes.

2. RAZONES Y PROPÓSITOS PARA DESCENTRALIZAR

Lo dice el Art. 158 de la Constitución y para cumplir con sus disposiciones, el llamado Estado Docente debe ser descentralizado con la finalidad de mejorar su eficacia en el logro de la calidad y la equidad, democratizar el ejercicio de sus funciones e incrementar la participación de la población en la fiscalización de los resultados. También garantizará la libertad de enseñanza bajo su supervisión y fomentará la incorporación de diversos sectores de la sociedad a favor de la equidad social y los intereses de la nación.

3. ORIENTACIONES BÁSICAS PARA CUALQUIER PROPUESTA

a. Reconocer la existencia de las Direcciones Estadales de Educación, las Zonas Educativas, los Distritos Escolares porque han practicado la desconcentración de funciones al organismo central sin entregar la toma de decisiones.

b. Definir, delimitar y diferenciar las competencias de cada uno de los niveles logrando una combinación óptima de distribución y equilibrio de poder. La transferencia de competencias debe llegar hasta el nivel de la escuela.

c. Dotar de apoyo financiero a cada uno de los niveles de descentralización.

d. Instaurar procedimientos de rendición de cuentas, escogiendo el modelo apropiado para cada nivel así como sanciones por el incumplimiento de metas.

e. Proporcionar capacitación para cumplir con las atribuciones asignadas.

f. Contar con agencias externas para asesorar la toma de decisiones, elaboración de programas, evaluación de resultados, producción de informaciones, análisis e investigaciones.

g. Flexibilidad, monitoreo y experimentalidad para atender características particulares, la observación continua para corregir a tiempo e identificar acciones clave para avanzar, y probar en pequeña escala cambio complejos antes de aplicarlos a escala nacional.

h. Consenso y participación para que las reformas tengan más probabilidades de éxito.

Este texto continuará en una próxima entrega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s