Si hay presupuesto para comprar tanques, tiene que haber para construir escuelas

El padre Luis Ugalde asegura que en el país hay condiciones para que la educación sea una palanca estratégica

Valencia, abril 10 (NOTITARDE, Francisco A. Briceño J.).- 

A juicio del padre Luis Ugalde, ex rector de la Universidad Católica “Andrés Bello”, en materia educativa es necesario que exista un Estado general descentralizado y atender fundamentalmente la evolución demográfica del país, al tiempo que afirma que actualmente hay un déficit de miles de escuelas, hecho que contradice el discurso gubernamental.
“Por estados, por municipios, es importante que sepamos la evolución demográfica perfectamente previsible para identificar el número de escuelas que faltan. Si hoy se cumpliera la Constitución, nos damos cuenta que nos faltan miles de escuelas. Hay que dejar la retórica y cuantificar”, expresa Ugalde tras preguntarse “¿dónde está el presupuesto? Si hay presupuesto para tanques, tiene que haber presupuesto para escuelas”.
En este sentido, el ex rector de la Ucab agrega que “los reales existen, ¿dónde y para qué? Eso es otra discusión”.
Estas consideraciones las hizo ayer durante su exposición como invitado a la acostumbrada reunión y almuerzo mensual del Valencia Press Club, la cual fue celebrada en el hotel Hesperia del World Trade Center, ubicado en el municipio Naguanagua, evento en el cual también presentó su libro “Educación para transformar al país”.

Luis Ugalde justifica sus precisiones sobre el tema de las escuelas argumentando que la educación “es para que seamos productivos en el sentido integral, en el sentido de ciudadanía. La República no viene del cielo, eso se produce con actitud, valores, empresa, creatividad, todo eso está en la educación para transformar al país”.
De allí que quien fuera rector de la Ucab por dos décadas, avanza en el tema de la educación abarcando todos los sectores y niveles relacionados a ésta.
“Yo vengo a presentar una iniciativa que es un libro, pero más allá del libro lo que uno aspiraría es que los venezolanos en este momento entremos en una nueva conciencia sobre el tema de la educación. Si usted hace una encuesta aparece que la gente está contenta con el nivel educativo, pero después uno habla con especialistas, va a mediciones y ve resultados de lectoescritura y formación de valores y es un horror”, explica Ugalde.
Sostiene que esto se debe a diversas razones, pero destaca -por ejemplo- el hecho de que “muchas veces el papá dice: yo estuve en el campo y ni una computadora tuve. El peligro de comparar el presente con el pasado nos lleva a una tranquilidad muy peligrosa”.
Ante esto, plantea que es necesario mirar a futuro y medirnos con sistemas educativos que realmente son ejemplo en el mundo. “En educación estamos muy mal y es muy peligroso que una sociedad esté educativamente enferma con la convicción de que está sana, como la nuestra”, agrega.
No obstante, y tras señalar que “puedes decir que estamos mal, pero sí hay remedio”, el padre Luis Ugalde afirma que el país tiene los elementos para dar saltos cualitativos y que de esta forma la educación se convierta en palanca de desarrollo del país.

“Eso depende de una nueva conciencia social y del valor estratégico que tiene la educación y para eso hace falta consenso nacional en puntos fundamentales”, continúa relatando Ugalde, quien cita como ejemplo el tema del Estado docente.
Sobre este controversial aspecto, señala que “si se interpreta como exclusividad del Estado el tema de la educación, es retrógrado y ya está superado, y es verdad que en Cuba solo puede enseñar el Estado y el partido de gobierno con la ideología comunista, pero hoy en día en la humanidad no tiene futuro”.
Es por ello que está convencido que si bien el Estado tiene un papel centrado en la educación, se trata de una corresponsabilidad con padres, familia y sociedad. “El Estado debe garantizar que se ponga al hijo en cualquier nivel educativo, sin que esto dependa de los recursos, porque si depende de poder pagar, usted sentenció a los pobres a no tener educación”.
Sobre estos tres elementos que considera fundamentales, Ugalde sostiene que se deben potenciar y exigir mutuamente.

Asegura que a esto debe sumarse el tema presupuestario citado al inicio de su intervención. “Hay que duplicar el presupuesto para el tema educativo porque mientras tengamos educadores luchando por un salario mínimo en la raya, entonces no hay joven que quiera ser educador. No vamos a tener educación de primera si no logramos que los jóvenes más valiosos de la sociedad se dediquen a la educación”, comenta.
“Cuando un hijo dice en familia que quiere ser educador, es una tragedia y tratan de sacárselo de la cabeza porque eso no tiene futuro, pero todos quieren en sus hijos mejores educadores. Hay que sacar esa esquizofrenia y no solo se trata de salario. En un año de Gobierno usted puede ofrecer estímulos y decir cuántos educadores necesita y cuáles son las áreas y entonces consigue respuesta. Si todos los niños y jóvenes estuvieran en la escuela necesitaríamos miles de maestros”, expresa.
Recuerda a propósito de esto que Venezuela en la actualidad gasta 2 mil 263 dólares por alumno universitario en promedio, y que a su juicio debe estar al menos en cuatro mil. ¿Cómo competimos con países por arriba de 8, 9 ó 10 mil dólares? Se pregunta tras señalar que es éste el monto destinado por otras naciones.
A propósito de una medida tomada por el ex presidente de Chile, Ricardo Lagos, quien decidió aumentar el precio del Cobre para generar un mayor ingreso destinado al sector educativo, Ugalde se mostró identificado con la misma señalando como ejemplo: yo lleno el tanque del carro con 3,50 bolívares, si me dijeran llénelo con 7, sigue siendo barato. Yo diría que estoy encantado, pero debe haber alguien oficialmente señalando que tenemos este proyecto y que digan que ese año ese dinero será invertido en ese proyecto que debe estar bien sustentado.
Avanzando sobre el tema presupuestario, Ugalde resalta que “la Universidad está muy mal pagada y no puede retener a las personas. No hay un sistema de remuneración adecuada para la eficiencia. Tenemos que hacer que la carrera sea atractiva, que haya horizontes y que los mejores jóvenes prefieran estudiar educación. Hoy no es el caso, los educadores se sienten desamparados, sienten que la sociedad les pide mucho pero no tienen respaldo en términos de reconocimiento social”.
Sin embargo, asegura que esto va más allá y advierte que “lo que tenemos que aprender en Venezuela es el arte de convertir esa riqueza, en vez de señalar que somos ricos porque tenemos petróleo, decir que somos ricos porque tenemos una población educada”.
Esta esperanza y visión positiva del futuro, la afianza al sostener que “en Venezuela sí hay condiciones para que la educación en la próxima década se convierta en palanca estratégica del país”.
El ex rector de la Ucab también se refirió al tema de la ideologización en la educación, sobre lo cual aclara que “si uno parte con esa ideología atrasada de que el Estado es el único que puede formar, usted termina en una cosa como Cuba. Si usted abre las puertas de Cuba, una de las tragedias es que al joven cubano solo le interesa irse del país. Pretender ideologizar en sentido de dar visión militarista de la historia, es totalmente atrasado e inútil”.

Sobre el libro llamado “Educación para transformar al país”. Ugalde informa que es de “autoría colectiva”, ya que las 300 páginas que lo conforman fueron escritas en buena parte por personas relacionadas al tema educativo y analizado en reuniones semanales.
Aunado a esto, contiene una síntesis separable que resume los aspectos más resaltantes, como las siete perspectivas relacionadas con la educación de calidad para todos; el derecho a la educación de los pobres; la familia, sociedad y el Estado educadores; nuevo rol de la educación; el Estado educativo como un Estado federal descentralizado; políticas educativas aprendiendo de la evolución demográfica y educación para transformar al país.
Pero además contempla siete propuestas: Formar con calidad a todos como personas y ciudadanos productores; curriculum centrado en valores y competencias; educación que capacite para el trabajo productivo; educadores valorados y evaluados con justicia; nuevas gerencias para escuelas, liceos y universidades; sistema educativo descentralizado articulado al entorno digital y financiamiento educativo, prioritario, equitativamente y eficientemente.
“No basta el libro, la idea es crear nueva conciencia nacional, no somos ingenuos. Hay que lograr que los padres se anoten. El gran esfuerzo, es decir vamos a ir en esa dirección y la idea es discutir con creatividad”, comenta Ugalde, quien concluye sus palabras señalando que “pase lo que pase, este año es decisivo para un nuevo aire del país. Malo sería que no aprovecháramos porque no hay propuestas de ideas o ánimo. Debe haber coherencia en dar un salto cualitativo y esa coyuntura viene, incluso viene en Cuba. No tengo la menor duda”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s